jueves, 21 de noviembre de 2013

Algunas tardes (malas) de Curro y Paula

Leyendo a Enrique en su penúltima superentrada he leído unos comentarios que intentan comparar a Morante con Curro y Paula. El arte gusta o no. El toreo te emociona o no. Y es subjetivo. (Hay unos cánones que uno debería conocer para opinar, pero cada uno es muy libre de opinar aún no sabiendo. Yo el primero).
En mis excursiones por El Ruedo, en el año 1975, me he encontrado con la feria de Sevilla, que no se le dio muy bien a ninguno de los dos (Morante aún no estaba). Voy a mostrar alguna crónica para reforzar la opinión de algunos comentaristas en Enrique Torosgradaseis
Conste que sería fácil encontrar muchas malas tardes de esos dos TOREROS. (Tengo muchas, de este año, de anteriores y de posteriores).Lo difícil era que no quedara algo en el recuerdo...(en el mio).
Ruiz Miguel los borró del mapa




Dan ganas de agrandar las malafotos


Ese día Curro fue a ver a Paula y bien acompañado

¡Vaya media!

Le dieron fuerte al de Camas

Por cierto, Serrat en los Toros...

A Curro le resumieron dos tardes en una crónica

Paco Camino herido y sin mandanga

Curro triste

Pero dio un pase natural con la derecha...




















































































































La de discusiones que he tenido en mi vida a cuenta de Curro.... Mas que discusiones he oído descalificaciones malsonantes, pero mi respuesta siempre era: A mi me gusta...
Este fue el cartel de aquella feria sevillana de 1975. El ganado todavía era variado.
Nota: Navegando con Mozilla, es mas fácil ampliar las imagenes

2 comentarios:

Xavier González Fisher dijo...

Paco: Eran sin duda otros días. Todavía andaba por allí el llamado "Belmonte Rubio" para enseñar alguna lección de torería a "los de abajo".

Y viendo el cartel de la Feria, puedo contar que vi al menos una vez a casi todos los allí anunciados. Menos a Paco Alcalde (que toreó aquí algún año "por las afueras"), los de los caballos y a Santiago López (a quien conocí después de apoderado de José Tomás).

Y Cavazos seguía yendo por allá, aunque creo que en Sevilla nunca "entró".

Como decía el título de una película de Joaquín Pardavé, ¡ah qué tiempos, señor don Simón!

Saludos.

fabad dijo...

Xavier, Cavazos se sentía a gusto en España.
Eran otros tiempos, si, y siempre se ha criticado, pero me temo que ahora se está derribando por los cimientos.