viernes, 25 de febrero de 2011

Sobre engaños...



Decía Gil de O, en un comentario en la entrada anterior, que antes habría menos engaños. Yo di mi opinión y justamente ayer había seleccionado estas fotos de una corrida en México en Enero de 1947 (64 años) en la que actuaba Manolete y Lorenzo Garza al que le impusieron una multa de 2000 $ (de entonces). Observen la suerte de varas y el trapío del toro (con minúsculas) que saltó la barrera y que dejó al público indiferente.
En mis cincuenta años largos, (¡jo!) si no de aficionado, al menos de interesado, he soportado muchas veces, novillos por toros, erales por utreros, añojos por erales, matadores dejando que le maten al Toro en el caballo y cien mil inmundicias mas... y sigo interesado y aficionado...
Por cierto, al hilo de un comentario de Raúl en http://eltoroporloscuernos.blogspot.com/ decirle que el baile de camiones con corridas rechazadas, no lo ha inventado el G-10, pero es que a las primeras de cambio lo han consumado cuando se han erigido en salvadores de la patria taurina. Que sean TOREROS serios y verán como esto no desaparece.

9 comentarios:

Gastón Ramírez dijo...

¡Qué vergüenza! Y en este pobre México taurino las cosas no siguieron igual, se pusieron peor. Comparado con los bichillos que se lidiaron en las corridas del Aniversario, los toros (?) de las fotos de hace sesenta y tantos años son unos miuras. Entre otras muchas cosas, por eso se perdió la afición en el país.
En España han sido más listos, de los tiempos de Manolete a estas fechas, el tamaño del toro ha aumentado pero su bravura ha decrecido. Engaños a ambos lados del charco, pero menos burdo el de allá.

fabad dijo...

En todas partes cuecen habas...

Antonio Díaz dijo...

Es que una cosa es el fraude generalizado, legalizado y sistemático de nuestros días y otra cosa muy diferente es que un torero -que es un hombre, no un robot- se alivie en determinados sitios y circunstancias, lo cual es entendible.

Respecto al G-10, hay que recordar que es la primera corrida en Europa de Manzanares, Talavante y Juli, después de varios meses de reuniones con políticos y de despotricar publicamente contra los que no pensamos que el toreo está bien, por ahora, en Interior. Y no es la mejor declaración de intenciones esta manera tan lamentable de empezar el año...


Saludos

Antonio Díaz dijo...

Con las prisas para irme al trabajo me equivoqué en el comentario anterior, quería decir "despotricar publicamente contra lo que pensamos que el toreo está bien, por ahora, en Interior".

Saludos

Xavier González Fisher dijo...

Paco: Eran 235 dólares de entonces. Una bicoca. Creo recordar que a los dos domingos armó otra mayor, que lo mandó a la Cárcel del Carmen, donde se le retrató vestido de torero, "quemando" un aromático veguero recargado en las rejas.

Y por el herido, eso le pasa a la gente que anda en el callejón sin tener una función determinada allí.

Pero estar en el callejón "con quehacer" puede tener su tragedia. El 8 de octubre de 1978 me tocó presenciar una novillada en la Plaza México en la que actuaron César Pastor, José Luis Ortega y Felipe González (creo que los tres torearon por allá), ante novillos de Manuel de Haro.

Llovió a cántaros toda la tarde y no se suspendió. El quinto o el sexto, "Minuto" de nombre, saltó al callejón y cuando le abrían una de las puertas para que regresara al ruedo, esta se atoró en el barrizal y quedó descubierto "Gamucita", un monosabio, que fue prendido por el novillo.

Se llevó un cornadón en el triángulo de Scarpa y aunque lo operaron en la enfermería de la plaza (todavía se hacían las cosas allí), murió en la madrugada siguiente.

Saludos.

fabad dijo...

Garza las liaba de vez en cuando, ahí están las hemerotecas (en tu cabeza). El Ruedo habla de 2000 dólares.
Los saltos al callejón lo sufren los profesionales que tienen que estar y a veces por culpa de los que no deben estar. Hace unos años sufrió una cogida muy grave un ayuda de mozo de espada en Madrid y el mozo de espadas de E.Ponce (Franklin)también se llevó un tabaco. Recuerdo también la cogida del Sr. Zulueta, Empresario de San Feliú de Guixols y el de San Sebastián de los Reyes... En fin ¡orden en los callejones!
Me suena haber leido el otro episodio de Garza.

Rojinegro dijo...

Esa corrida era una bomba de tiempo que necesitaba de muy poquito para estallar. Apenas el día 11 de diciembre de 1946, Garza y Manolete, habían triunfado apoteósicamente con un corridón de Pastejé, entonces la empresa viendo el mejor negocio posible, los repitió el día 19 de enero de 1947, aumentando el precio de los boletos absurdamente y trayendo una corrida muy terciada de San Mateo, así con el público "de uñas", bastaba cualquier pretexto para que estallara la bomba.

Xavier González Fisher dijo...

Es que vi el signo monetario y pensé que eran pesos mexicanos. Por eso hice la conversión a dólares. Entonces, debieron ser entre 15 y 20 mil pesos de aquellos.

Y sí, como dice Rojinegro, la corrida del 11 de diciembre del 46 fue la de Murciano, Manzanito, Amapolo y Buen Mozo de Pastejé, ganadería que se presentaba en la Plaza México y que como cuando se presentó en El Toreo, triunfó rotundamente.

Muchos rabos, vueltas al ganadero Eduardo Iturbide y un convidado de piedra "El Ahijado del Matadero", que confirmó esa tarde.

Pero después, Garza consiguió que hasta el reloj de la Plaza México fuera destrozado por los inconformes con su comodidad y su falta de vergüenza torera.

Manolete estuvo muy molesto con él, pues salió herido y con un rabo en la espuerta, pero al otro día, solo se hablaba del "mitin" de Lorenzo... (No sé por qué me recuerda aquella tarde de Rafael Ortega y Curro Romero en Madrid en 65 o 66).

Saludos.

Pocho Paccini Bustos dijo...

Me cuenta un aficionado peruano, que la causa por la que el respetable se trajo abajo el reloj de la Plaza México, es porque Lorenzo Garza les hizo un gesto agarrándose los genitales. Asimismo me cuenta que el "Ave de las Tempestades" como lo llamaban, cobró un peso más que Manolete.

Saludos,

Pocho