lunes, 5 de octubre de 2009

¿Recibir o Aguantar?


El Papa Negro, nos aclara la diferencia entre
recibir y aguantar al matar un Toro.
La verdad es que lo vemos tan poco que no
estoy seguro de que valga la pena aprenderlo.

7 comentarios:

Xavier González Fisher dijo...

¿Quién fué aquél que definió lo de recibir y aguantar más o menos así?:

Un entrevistador se encontró a un diestro en la calle y comenzó a hacerle preguntas sin ton ni son y una de ellas, fue precisamente la diferencia entre la suerte de recibir y la suerte de aguantar...

El interpelado, ya algo mosqueado le hizo -aproximadamente- la siguiente distinción:

"Si Usted me hubiera avisado que quería hablar conmigo, nos hubiéramos puesto de acuerdo y yo le hubiera recibido, pero Usted me toma aquí en la calle y así, resulta que le tengo que aguantar. ¿Entiende la diferencia?"

Saludos.

Anónimo dijo...

Tienes razón. Lo matar al toro recibiendo es algo que pertenece a un pasado remoto, que tiene casi resonancias míticas. Es como de las estampas de La Lidia. Por otra parte la explicación del Papa Negro es muy clara al respecto.

Saludos a todos.

Gómez de Lesaca

fabad dijo...

Muy buena respuesta la del torero...
El Papa Negro pontificaba, como no puede ser menos, pero a diferencia de los otros "Papas" no hablaba ex-cátedra ni estaba inspirado ni dotado por el Espiritu Santo y a veces no se le entendía...

Anónimo dijo...

Una personalidad fuera de serie debió de tener cuando formó así a sus hijos. Lo de ser torero en el ruedo y en la calle, en cada momento, el someterlos a una disciplina que dicen férrea, allí en el jardín de Príncipe de Vergara, para asimilar una tauromaquia de primera, y sobre todo el carácter que se les atribuye, creo que con justicia, a los Bienvenida. Yo recuerdo, por ejemplo, que las referencias que se hacían a Antonio Bienvenida en mi entorno eran siempre elogiosas por su condición de caballero. Sería interesante profundizar en esto, en lo que supone hoy el ejemplo de Antonio, sin demérito de los demás hermanos por supuesto. Habría que entrar en la biografía del personaje.

Saludos cordiales

fabad dijo...

La personalidad de D. Antonio Bienvenida está definida y admirada y la del Papa Negro también. No hay tiempo para entrar en todos los temas que uno quisiera, pero le invito a que lo haga que seguro que tendrá muchos incondicionales, yo entre ellos. Se han producido ya en este blog, entradas referentes a D. Antonio y siempre elogiosas.
Saludos.
Mi afición a los Toros se pudo ver influida por ver entrenar a Jaunito Bienvenida en el Hotel España de Alcazarquivir (Marruecos), donde hizo la "mili".

gomez de lesaca dijo...

El comentario anónimo ( el de las 13, 30) es mío, no lo he firmado por un despiste.
Respecto a D. Antonio Bienvenida ya lo creo que me gustaría escribir, y más en un blog tan bueno como el suyo, pero creo que poco voy a decir que ustedes no sepan cien veces mejor que yo. Con todo, es una persona sobre la que leo todo lo que puedo pues me parece ejemplar en muchas cosas.

Saludos cordiales de su seguro lector.

Gómez de Lesaca

fabad dijo...

Antonio Bienvenida da para mucho. Como persona. Como gran torero. Como valiente cuando ha habido que entrar en polémica...
Hasta para morirse "escogió" un testimonio sorprendente. Mas de una vez he pensado en poner un "monográfico" aparte de lo que ya puse. Como subo lo que me va gustando, sin orden ni concierto, se acumula el trabajo y a veces temo pecar de pesado. (Aunque eso es fácil de remediar, basta con no leer).
Seguro que puedes aportar y mucho y no solo sobre los Bienvenida.
Saludos y agradecido de que entres, leas y aportes.
Paco Abad.