martes, 29 de septiembre de 2009

El Gallo fuente inagotable


En cierta ocsión puse una entrada
de Rafael que no comprendía el
artículo completo de una serie que
publicó El Ruedo en 1944. Me refiero a:
que es la primera foto que publico.
Hoy lo completo con la segunda.
Recuadrado, aparece una alusión
al dinero.
La razón de esta entrada se explica
por un comentario de Xavier (http://laaldeadetauro.blogspot.com/)
en otra entrada relativa al Gallo.
Y dejo otras de Rafael por que me apetece,
por su torería o por si alguien las quiere
disfrutar como yo.

6 comentarios:

gomez de lesaca dijo...

Tienes razón en que le gustaba el dinero pero sigo pensando no le faltaba desdén hacia esos papeles que se lleva el viento. El dinero no como becerro de oro sino como un medio para tener cosas y ser popular. Es un concepto antiguo, señorial si se quiere del dinero, muy distinto del sentido del ahorro burgués( y lo de burgués van sin menosprecio alguno) y no digamos ya de la tacañería. También es el deber de ser rumboso como rasgo de cierto concepto de lo que tiene que ser la torería. Repartir duros por ahí y, como él decía, no como en Inglaterra.

Creo que Belmonte, en este sentido también, era distinto. Fue moderno también con esto. Seguro que vosotros sabéis mucho más de esto.

Un saludo cordial y voy a leer con calma estos artículos tan espléndidos.

fabad dijo...

La figura de Rafael me entusiasma y "lo del dinero" no lo digo en negativo, va mas con la idea de desdén y rumbo. Algo había en la familia también.
Su bohemia era de la que impacta y no era golfería. Sus reacciones contando sus "espantás" son para memorizarlas.
En la última cuenta una anecdota genial por un Toro que se dejó vivo. Hay una página previa que retrata su bohemia. Voy a buscarla.
Si alguno resulta ilegible házmelo saber y lo busco y reproduzco con mas calidad.
Saludos.
(Lo siento por los que le parezca "mucho Gallo")

fabad dijo...

Bueno, no era la página que quería mostrar ( no la voy a poner pues no añade nada a la anécdota) pero hay otras que "lo clavan".

Xavier González Fisher dijo...

Es qué con El Gallo se pueden escribir dos o tres tratados. Sabía vivir la vida y sabía para qué era el dinero ("redondo, para que ruede...") el problema era que luego no volvía tan rápido como se iba, pero de que era un genio, lo era y pensar que ahora andamos tan escasos de ellos...

El que diga que "esto es mucho Gallo", no sabe lo que se pierde, porque más allá de la fachada de flamenquería que pudiera verse en él, hay una taurinidad muy profunda que no ha sido debidamente examinada por el resplandor de Joselito y de Belmonte que materialmente lo eclipsaron en su día.

Quizás ha llegado la hora de hacerle justicia...

fabad dijo...

Llevas mucha razón. Tengo un amigo al que ya le lancé un guante (y no lo recogió) que es un auténtico especialista en Rafael. Lo que pasa es que no le gusta mucho esto de los ordenatas...(Se llama Pepe Montoro y aunque torea mucho peor que yo, de Rafael sabe mucho mas... )

Xavier González Fisher dijo...

Pues quizás Pepe Montoro (su apellido es como uno de los fundadores de esta Villa, que se llamó Juan de Montoro) se anime con un amanuense...

¡Habrá que conseguírselo!