sábado, 9 de enero de 2010

Fiesta cruel


Llevamos muchos años diciendo que esto va a peor.
En 1964, decía esto D. Adolfo Bollaín en un artículo
de "El Ruedo". No hemos cambiado nada.
Al contrario, cada vez hay menos Toro y menos arte.

7 comentarios:

bastonito dijo...

Y era verdad. En 1964 iba a peor, y sigue a peor. Poniéndonos apocalípticos deberíamos decir eso de "¡Arrepentíos, taurinos, que el fin del negocio está cercano!"

Anónimo dijo...

Lo he dicho siempre: antes daba pena el torero, ahora da pena el toro. Mientras no se igualen, o inviertan, los términos no les faltarán argumentos, y razón, a los antitaurinos.
Lupimon

Carrasquita dijo...

y no será esto como lo de la juventud, que según sostiene cada generación, la juventud q toca en cada tiempo es la peor de la historia? En época de Aristóteles ya estaban con la cantinela de que la juventud no tenía respeto, ni se esforzaba, etc.
Y con lo de los toros lo mismo. ¿Alguien me puede decir exactamente cuál era aquel tiempo maravilloso que añoráis tanto donde el toro cumplía vuestro ideal? A partir de ahí podemos empezar a debatir y a precisar.

fabad dijo...

No hay, en mi opinión una época concreta. Tampoco añoramos un tiempo pasado, al menos yo, pero si me fijo en cada Toro y en cada Torero y desgraciadamente, cada día me encuentro con menos Toros que lo sean íntegramente, sin manipular, con la fuerza propia de un animal de 500 Kg. con una disposición innata (instinto) para embestir y para atacar al ser humano que le hostiga. Y cada vez tardo más en encontrar un Torero que toree según los cánones, que existen y están definidos, en al menos alguna de las fases de la faena.
Decía Lupimon algo que resume, antes daba pena ver al torero indefenso ante la fiera y ahora da pena ver al indefenso Toro ante un caballazo de 800 Kg. que puesto en paralelo a la barrera lo masacra despiadamente. Eso no nos gusta y es de lo que nos quejamos, al menos yo.
(perdona Luís si he "ampliado" tu idea).

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo en que la suerte de picar necesita una reforma ya. depende exclusivamente del libre albedrío del torero si se quiere cargar el toro o no. y lo peor es q la gente ni protesta. el toro está para acometer, pero difícil lo puede hacer cuando se le ha destrozado en el caballo. eso sí q me parece una salvajada. hay un límite a lo q puede aguantar un toro en el caballo. además con el monopuyazo exagerado, se quita la oportunidad de que el toro acuda de nuevo. se trata de una cuestión de calidad y no de cantidad.

Anónimo dijo...

…Con permiso….Quiero exponer en este debate, que perdono la manipulación de las astas…Al “barbero”!.. Por que este, viajaba por los cortijos, antes de nacer un servidor, y de esto hace bastante; pero no así a los enjuagues de la casta y la bravura, por consiguiente la fuerza, que aparejan ambas….Pero que dice de esto la figura? Y el empresario? El caballo va demasiado “enjaezado” El jinete muy observado, y el público poco informado…Además están las cosas como para desposeer al Jaco de sus atavíos, que quizás sea, ó fuere lo más acertado…

"dejabugoyoros" dijo...

…Con permiso….Quiero exponer en este debate, que perdono la manipulación de las astas…Al “barbero”!.. Por que este, viajaba por los cortijos, antes de nacer un servidor, y de esto hace bastante; pero no así a los enjuagues de la casta y la bravura, por consiguiente la fuerza, que aparejan ambas….Pero que dice de esto la figura? Y el empresario? El caballo va demasiado “enjaezado” El jinete muy observado, y el público poco informado…Además están las cosas como para desposeer al Jaco de sus atavíos, que quizás sea, ó fuere lo más acertado…