viernes, 11 de junio de 2010

El 47... Manolete





Pasar por las lecturas de 1947 es encontrarse con Manolete, antes de que la muerte sesgara las informaciones. Segovia, Badajoz, Alicante y una hoja de publicidad. Toros de Alipio, Galache, Conde de la Corte...

5 comentarios:

Yuntero dijo...

24 horas lleva la copia de Ruedo sobre Manolete y nadie entra a comentar. Perdonadme, pero yo lo voy a hacer
Manuel Rodriguez Sánchez es "tabú", lo han colocado sus penegirístas y biógrafos en el mundo del mito, cuando Manolete no los ha necesitado para nada. Fué de carne y hueso, fué un torero grande, muy grande, tal vez demasiado para comprenderlo. Fijénse, no hay ningún comentario.
Me vuelvo loco, cuando analizando su Toreo, aprecio defectos aquí y allí, pero pese ha ello su figura se engrandece, se me pone delante cada vez más mejestuosa.
En el natural de la foto -es ayudado y violento- le ha debido pegar un toque intensísimo con la muleta atrasada (lo debía exigir el toro); en el siguiente, abierto el compás levemente y acompañando, lo que no era normal en su toreo de muleta, debe terminar en un cambio de mano, para salir de molinete o simplemente de pitón a pitón tocar los adentros y salir a ese aire suyo tan particular; hasta es posible que en el inicio le haya perdido medio pasito, que es por lo que me inclino a pensar en el cambio además de la mano despegada ya del costado (Manolete pocas veces la ponia en la cadera).
Yo admiro a Manuel Rodriguez hombre; yo admiro a Manolete; lo siente profundamente; y es por ello que el Hombre, el Torero y el Personaje fundidos en su persona, sean lo más importante dela historia del Toreo. No quiero mitos; lo de Manolete fué demasiado real para mitificarlo.
Estoy escribiendo estas lineas y estoy roto.
Yuntero.

fabad dijo...

En este blog, hay bastantes entradas sobre Manolete. Unas han sido comentadas y otras no. Si mi esperanza fuera recibir comentarios a las entradas, ya lo habría cerrado hace tiempo.
A mi también me gusta estudiar las fotos antiguas y hacerme mi composición de lo que allí estaba pasando. De hecho creo que no es nada fácil "ver" fotos de Toros. La emoción es mi aspiración en el tema taurino.
Saludos.

Gómez de Lesaca dijo...

Manolete era, en efecto, un hombre que imponía por su gravedad. Me da la impresión de que representó todo un tipo generacional relacionado con la experiencia de la Guerra y la primera posguerra y, por supuesto, identificable con los españoles de ambos bandos.

fabad dijo...

Siempre conciso y brillante. Ya se le echaba de menos por estos lares.

Anónimo dijo...

Como me gustaria tener una maquina del tiempo y saltar a una corrida en que Manolete estuviera toreando..