jueves, 25 de febrero de 2010

Bernardo Muñoz "Carnicerito" (de Málaga)



Decía el otro día en un comentario, que el tamaño no hace al Toro... pero asusta. En 1970 fallecía el suegro de Rafael de Paula, persona con mucha chispa, pero el traerlo aquí no es ni por su chispa ni por Paula, es por el impresionante Toro ante el que está arrodillado cuando aún ejercía de matador de Toros. Y dicen que el Toro de ahora está fuera de tipo... que lo han agrandado. Pues en esos tiempos si que eran MATADORES DE TOROS. He invertido el orden de las páginas para contemplar el Toro en "primer plano".

3 comentarios:

gomez de lesaca dijo...

La verdad es que ahí, parado y mirando, impresiona más que si estuviese embistiendo.

Anónimo dijo...

Fue un torero muy valiente y buen estoqueador.suegro de Rafael de Paula y abuelo del hoy escritor Jesus soto de Paula.un grandisimo hombre de enorme gracia personal.en jerez los mayores lo recuerdan mucho

fabad dijo...

Señor Anónimo, le rendí mi tributo, publicando información. Saludos.