viernes, 5 de febrero de 2010

LO PRIMERO, EL TORO



El Ruedo nº 1091. Atribuido a Navalón
Ya se sabe que cada uno tiene sus tendencias, pero ¿hay alguien en la crítica escrita actual, que diga que el mayor pecado de un torero es no lucir a un toro?.
Los palabreros actuales nos han repetido hasta la saciedad, tanto que lo hemos asumido, que a los toros hay que llevarlos largos. En lo de largos estamos de acuerdo, pero arteramente han cambiado un término. ¡ No es llevarlos, es traerlos!.
No podemos seguir dejándonos "pastorear" por todos esos plumillas, que en el mejor de los casos son ignorantes abrazafarolas. Por eso desde este blog estamos digitalizando las crónicas de Navalón: ¡para que tengan nueva vida! y las jovenes generaciones vean que hay otra cosa.

3 comentarios:

fabad dijo...

Ni en la crítica escrita, ni en la hablada ni en la gesticulada...

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

¡Olé!

Anónimo dijo...

Excelente trabajo, ¡cuánto se echa de menos a un periodista como Navalón!